El barrio de Recoleta tendrá su pista de running.

Para las primeras semanas del mes próximo se prevee comenzar las obras en la plaza Rubén Darío ubicada junto al Museo Nacional de Bellas Artes, en el corazón de Recoleta, lugar en el que el Gobierno de la Ciudad instalará una carpeta sintética con características similares a las de una pista profesional, que incluirá equipamiento tecnológico para medir el rendimiento de cada corredor.

La idea nació en la Comuna 2 del barrio de Recoleta, al observar que los vecinos utilizan las áreas verdes para correr y hacer otras actividades deportivas causando un importante deterioro en el césped. El hecho es que, para evitar lesiones, las personas elige piso natural, más blando y seguro.

La obra consiste en colocar un sendero de caucho ligado con poliuretano de un ancho aproximado al de un carril de una pista de atletismo (1,22 metros) y de 1280 metros de extensión. El compuesto seleccionado presenta una resistencia que evita la deformación ante el uso intensivo, asegura una duración prolongada por su espesor y garantiza una protección ante los rayos UV que evita el desgaste. El proyecto incluye áreas de elongación y una unidad tótem interactiva.

Cuando se termine habrá grandes modificaciones en el espacio verde, el cambio más significativo será el sendero de running, que estará equipado con sensores para medir el desempeño atlético. El Sistema de Monitoreo de Rendimiento Deportivo tendrá dispositivos de dos clases: los colocados a nivel del piso medirán el tiempo que tarda el usuario en llegar de un punto a otro y proporcionará la distancia total recorrida; los ubicados a nivel elevado informarán sobre la velocidad y el ritmo de trote.

Todos esos datos quedarán registrados en pulseras que serán entregadas gratuitamente por la Comuna 2 a los vecinos que deseen usarlas; habrá 15.000 unidades disponibles. Las pulseras cuentan con un chip que al conectarse al tótem tecnológico permitirá la lectura de los datos del rendimiento de la rutina. El tótem tendrá una pantalla táctil para realizar la consulta.

Además de la pista sintética, se instalará un área destinada a la realización de ejercicios de elongación (denominada meeting point) y postas aeróbicas. El carril de goma sintética se colocará sobre la vereda, es decir, no le quitará espacio verde a la plaza.

Los trabajos se extenderán por tres meses, por lo que concluirán en enero de 2018.