Adolescentes y Policía: ¿Qué tenés que saber?

La información es una poderosa herramienta que no ocupa lugar y que sirve para enfrentar con mayor libertad, seguridad y responsabilidad situaciones inesperadas. Un encuentro con la Policía puede ser un escenario desconocido para los más jóvenes, y saber cuáles son sus derechos, garantías y obligaciones es de suma importancia. Jóvenes y adultos, pasen y lean…

En el libro “Los Adolescentes de la CABA: sus derechos y garantías”, publicado por la Editorial Jusbaires y disponible para su lectura y/o descarga online, su autora, Alejandra Quinteiro a cargo de la Oficina de Apoyo a la Justicia Penal Juvenil del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires, dedica dos capítulos a posibles situaciones en las cuales las chicas y los chicos menores de 18 años pueden enfrentarse con la autoridad policial: un control vehicular como conductores, o una detención. Cuáles son sus derechos, garantías y obligaciones en estos casos.

-Qué tenés que saber si cometés una contravención al conducir

A partir de los 17 años en la Ciudad de Buenos Aires los adolescentes pueden tener licencia de conducir, y por lo tanto, son responsables de las contravenciones que puedan cometer al volante como conducir en estado de ebriedad o bajo los efectos de estupefacientes, o violar una barrera ferroviaria, pudiendo recibir sanciones por este tipo de infracciones. Si bien para los conductores adultos el procedimiento contravencional prevé sanciones de arresto, la legislación exceptúa de este tipo de sanciones a los adolescentes.

-Qué tenés que saber si se te acusa de haber cometido un delito

El policía debe identificarse.
En caso de que haya dudas sobre tu edad, siempre te deben considerar menor de 18 años hasta que se compruebe cuántos años tenés y se aplica lo regulado en el código Procesal Penal juvenil de la CABA.
No te pueden esposar, ni llevar en un auto que no se identifique como policial.
No te pueden trasladar a una comisaría, ya que la Ciudad de Buenos Aires cuenta con centros Especializados; por ejemplo, el centro de identificación y Alojamiento Provisorio de niños y Adolescentes de la CABA, ubicado en tacuarí 138.
La autoridad debe explicarte los motivos de la detención y de qué se te acusa. Deben hablar en un lenguaje sencillo que vos entiendas.
Inmediatamente tienen que notificar al fiscal Penal Juvenil de turno y comunicarse con tus padres o responsables.
Tenés derecho a contar con un abogado especializado que te asesore en todo momento.
No estás obligado a declarar. Las declaraciones sólo pueden prestarse ante el/la representante del Ministerio Público fiscal Penal a cargo de la investigación o el/la juez/a Penal Juvenil, a pedido del/la imputado/a.
Las actuaciones son confidenciales y se debe resguardar tu privacidad en todo momento.
Sos inocente hasta que no haya un juicio y una sentencia firme que establezca tu responsabilidad en el hecho del que se te acusa.
-Qué tenés que saber si sos víctima o testigo de un delito

Tienen que informar de manera inmediata a tus padres o adultos responsables.
Tenés derecho a que tu intimidad sea protegida.
Sólo puede tomarte declaración un psicólogo y en cámara Gesell. Tu opinión deberá ser tenida en cuenta.
Si querés conocer más sobre los derechos, obligaciones y garantías de los jóvenes porteños, consultá la publicación de manera online, o adquirila en formato libro en el local de la Editorial Jusbaires (Av. Julio A. Roca 534).

más info en
http://palermotour.com.ar/tourdenoticias/