Caranchería: fuego, chapa y carne entre amigos

Carancheo es compartir, con amigos y cerca del fuego, la carne que va saliendo: de la chapa o de la parrilla a la tabla; donde no hay lugar para la preparación de una ensalada. “Cuando son las 3 de la mañana, seguís al lado del fuego comiendo y charlando con amigos y nadie se sentó a la mesa, te das cuenta que estás carancheando. Por eso, somos Caranchería” explican los dueños del local gastronómico más nuevo del Mercado (Bolívar 960).

Es que el polo foodie del histórico Mercado sigue creciendo. A los más de 20 locales gastronómicos asentados hace más de 2 años, se suman nuevas aperturas que enriquecen su variada oferta culinaria. Así, el pasado 20 de junio, Gastón y Gabriel abrieron “Caranchería”, un bar de carnes al paso en el local 26 del Mercado de San Telmo ampliando así la propuesta porteña dentro de su ecosistema gastronómico. “Servimos lo que cocinamos en nuestras casas para nuestros amigos. Queremos mostrarle al turista lo que nosotros comemos y cómo lo hacemos” explican los emprendedores, entusiasmados con la gran aceptación de la que viene gozando su proyecto hecho realidad.

La carta ofrece TODO A LA CHAPA servido a la tabla o entre panes (horneados en el momento). La propuesta es simple e incluye 4 opciones: entraña con berenjenas en escabeche, matambrito de cerdo con cebolla y queso fundido, sándwich de molleja fresca o de churrasquito de pollo con queso fontina fundido, acompañados por encurtidos caseros, y empanada de carne frita. “Hacemos el pan casero en el local todas las mañanas, un pan con papa delicioso, todos los encurtidos, pepinos, salsa criolla ahumada por nosotros con quebrachos, berenjenas en escabeche… es una propuesta muy casera realmente” explica Gabriel.

“No venimos de la gastronomía, pero sí del desarrollo de alimentos” cuentan. Gastón es Ingeniero en Alimentos con vasta experiencia en Procesos y Gabriel es especialista en gestión comercial de alimentos y desarrollo de productos (quesos, dulces, carnes al vacío). En ese entorno es que se conocieron hace 15 años y ahora coincidieron en el deseo de armar un proyecto gastronómico.

“Buscamos la diferencia trabajando involucrados y comprometidos desde la producción. La entraña que la gente come el sábado es la que vengo de ver en la producción, veo bajar las medias reses al frigorífico porque lo conozco y entro. Les pido “las entrañas cortalas y envasalas al vacío” y esas son las que destinan para nosotros. No es que nos descarga un proveedor que no conocemos, estamos dentro del frigorífico” completa Gastón.

El local cuenta con 14 butacas para comer en la barra y una mesa generosa para varios comensales. Abre de martes a domingos y feriados de 12 a 20 hs. Los precios de los platos oscilan entre $200 y $300.

Enclavado en el corazón de San Telmo hace 120 años, el tradicional Mercado goza –hace casi 2 años- de una renovación producto de una innovadora, acogedora y exquisita propuesta gastronómica. A precios muy accesibles, sigue cautivando a todos los porteños, más allá de los vecinos del barrio y turistas extranjeros.

El mercado –que abre todos los días del año desde las 8.30 hasta las 20 hs y jueves, viernes, sábados y víspera de feriados hasta las 23.30 hs- ofrece un rincón en Buenos Aires donde deleitarse con sabores surtidos y delicias de todo tipo y cultura. Se trata del único lugar en la ciudad que concentra todos los horizontes de la cocina internacional con el potencial de cualquier mercado europeo o de las principales ciudades del mundo. Asimismo, la propuesta gastronómica es complementaria y sinérgica: cada local ofrece un menú exclusivo que no compite con el resto, con cocina abierta a la vista del comensal, productos frescos comprados en el propio mercado y es atendido en forma personalizada por sus mismos dueños.

Dentro del Mercado, la oferta culinaria también incluye desde comida callejera suiza (Je Suis Raclette), crepes franceses (Un, Dos, Crêpes), tapas y tortillas españolas (De Lucía), comida peruana fusión (Peru Beat), hamburguesas, hot dogs, y desayunos americanos (The Market Burger), cerveza artesanal y bondiola braseada a la barbacoa (Hoboken), pasando por panadería francesa (Merci), hasta productos regionales gourmet y picadas (Verde Oliva), empanadas y cocina criolla (El Hornero), chorizos artesanales de cerdo y cordero (La Choripanería), chivito uruguayo y carnes argentinas (El Bar de Carmen), las más ricas pizzas y nachos (Penacho), un Bar de Pinchos, la más alta coctelería (La Licorería del Mercado), variedad de churros dulces y salados (La Churretería), platos de la abuela (Beba) y un café de delicias dulces (Chantal). Una feria de comida ¡que nunca se termina!

Todo esto es posible en un solo lugar: el Mercado de San Telmo. Un paseo bien porteño