Jardines maternales y Jardines infantes: «sin ayuda y muchas promesas».

Noticias de la Ciudad de Buenos Aires :-) ....

Daniela es la responsable de «Motrichicos», un Jardín que tiene más 20 años en el Barrio de Chacarita, cumple con todas las millones de normas impuestas por el GCBA, el Ministerio de Educación, en tiempos normales reciben inspecciones de todo tipo son quizas el Jardín de Infantes más en regla del mundo. «El jardin maternal ayuda a las familias para poder ir a trabajar, seguimos trabajando virtualmente pero con nenes tan chicos se complica. Lo más importante es que no recibimos el ATP y tenemos empleados a cargo. Los padres dejan el jardín, no es obligatorio como el colegio», «Los políticos son una lacra».

Ahora sienten que el Estado las dejó solas. «Algo que no es nada fácil» nos dicen. «No pudimos abrir desde que se inició la pandemía y siguimos pagando sueldos y aguinaldos». «Nosotras cumplimos con todo y el estado no cumple con nada, la situación es muy delicada, estamos muy angustiadas por las maestras y el personal no docente, vamos a seguir, pero el estado se está portando muy mal con este sector». Nos comentó a éste medio. Estamos «sin ayuda y con muchas promesas».

UNA BOMBA DE TIEMPO
Unos 5.000 jardines maternales y de infantes de gestión privada de todo el país dejaron de recibir asistencia del Estado nacional para hacer frente al pago de salarios de su personal en medio de la cuarentena para intentar frenar el avance del coronavirus, por lo que peligra la continuidad de 60.000 puestos de trabajo, según denunció la presidenta de la Asociación Coherencia, María Teresa Rosendo.

«Hoy a la mañana ingresamos a la página de la AFIP para gestionar el ATP (Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, para el pago de salarios en actividades afectadas por la cuarentena) y apareció este mensaje: ´No accediste a los beneficios del programa porque tu actividad no está incluida en el mismo´», indicó Rosendo, que advirtió que «ya cerraron más de 160 jardines en todo el país».

En declaraciones, la docente sostuvo: «No hace falta aclarar que nuestra actividad es la Educación y que en muchos casos realizamos tareas que el Estado no cumple, como el en caso de los jardines maternales». Ante el reclamo generalizado, señaló que «dijeron que había sido un error, pero a esta altura, en el cuarto mes de cuarentena, no valen los errores».

Indicó que desde que se implementó el ATP «a algunos jardines no se les ha pagado nada, otros cobraron abril y mayo, pero no por la totalidad de los docentes», lo que provocó una serie de perjuicios a la actividad en todo el país.

«Se está dejando de lado a la infancia, no es sólo un reclamo por puestos de trabajo», remarcó, al tiempo que destacó «el esfuerzo de los docentes, que están trabajando con una continuidad pedagógica asombrosa y debieron adaptarse a una realidad que no esperaban».

Al respecto, Rosendo precisó que «sólo recibió ayuda el 30 por ciento de los 5.000 jardines» que hay en el país y que en el caso de la Ciudad de Buenos Aires «no se le pagó al 50 por ciento de los 250 establecimientos».

«Estos errores de la AFIP afectan a 60.000 docentes y no docentes, pero además a los 212.000 chicos y sus familias, porque en muchos casos sus padres tienen que volver a trabajar y el Estado no puede hacerse cargo de la matrícula, en parte porque no cuenta con la capacidad y también porque en el caso de los jardines maternales sólo existen en la órbita privada», planteó.

En cuanto a la actitud que tomó en el tema el ministro de Educación, Nicolás Trotta, destacó «su buena voluntad» y explicó que «siempre» les dice que van a cobrar, que tengan «paciencia». «Paciencia ya tuvimos bastante, pero parece que lo que no hay es dinero», precisó.


Noticias de la Ciudad de Buenos Aires :-) ....