Larreta le pide a Nación 50 respiradores para hacer frente al incremento de internaciones.

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, admitió que la Ciudad de Buenos Aires le prestó a clínicas y sanatorios privados del distrito 50 respiradores que la administración pública local tenía de reserva, y que luego le pidió a la Nación que se los reponga para hacer frente al incremento de internaciones en unidades de terapia intensiva de pacientes con coronavirus.

«Le hemos prestado nuestra reserva de respiradores a diferentes efectores privados de la seguridad social, nacionales y universitarios para que ellos aumenten su capacidad de respuesta», admitió Quirós durante la conferencia de prensa.

En ese marco, Quirós reveló que existió una reunión «operativa» entre técnicos de su equipo y del Ministerio de Salud de la Nación en la cual los funcionarios porteños comunicaron acerca de «la entrega en préstamo y comodato» de aquellos 50 respiradores.

«Frente al pedido de Nación de cómo podían colaborar con nosotros, les dijimos que si nos reponían la reserva de respiradores, íbamos a estar un poco más tranquilos», dijo el titular de la cartera sanitaria porteña.

Según indicaron voceros del Gobierno porteño a Télam, la entrega de los respiradores fue «durante los últimos días», en los cuales «el sistema privado de salud estuvo muy estresado».

El suministro de los respiradores a las clínicas y sanatorios privados con sede en la Ciudad fue revelado ayer por el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, quien en su cuenta de Twitter (@juancabandie) aseguró que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, le había pedido los respiradores a la titular de la cartera sanitaria nacional, Carla Vizzotti, «porque la Ciudad tiene su terapia intensiva colapsada».