Obra en construcción se derrumbó en la esquina de Guatemala y Gurruchaga

Una obra en construcción se derrumbó en la esquina de Guatemala y Gurruchaga, en el barrio porteño de Palermo, y el desmoronamiento afectó a un departamento lindero. Su dueño, un jubilado de 60 años, huyó ante los ladridos de su perra, pero la mascota murió. Podrían darse nuevos derrumbes. La empresa constructora no tendría los papeles en orden y la obra se clausuró en forma preventiva.

Durante la mañana de este jueves una la medianera de una obra en construcción se derrumbó sobre una casa lindera que quedó destruida. Ocurrió en Guatemala al 4730, esquina Gurruchaga, en el barrio porteño de Palermo.

El dueño del departamento que quedó destruído contó que fue alertado gracias a su perra que comenzó a ladrar momentos antes del derrumbe. “Ella me avisó, ladró, me corrí y la pared la aplastó. Murió en el acto”, dijo Guillermo a PN.
Guillermo denunció que veía irregularidades desde el mes pasado y tras hablar con los arquitectos y responsables de la obra le dijeron que esperara hasta agosto. “Espere hasta agosto, era abril, mirá lo que pasó, es terrible esta situación”, se lamentó el vecino.

“Yo le grité ´¡Gala adentro!´, Pero no hubo caso, era muy juguetona. Después se produjo el derrumbe”, aseguró entre lágrimas sobre la muerte de quien era su única compañía.

El hombre dijo que se había acercado varias veces a la obra, para alertar sobre el peligro que conllevaba para su edificio y le dijeron que ya lo iban a solucionar.

“Ahora no tengo a nadie, era mi única compañía. Tenía antes a Federica, durante quince años, pero se me murió de un tumor. ¿Por qué los perros tienen que durar menos que nosotros?”, dijo, muy triste, Guillermo.