Un torneo de cervezas artesanales para vivir en los tres locales de Growlers

El próximo 11 de abril, Growlers y La Noche de las Birrerías organizan la tercera edición del Mundial de Birra. Una noche para degustar cervezas seleccionadas, votar y llevarse una copa. Será una noche lúdica donde todos ganan, repleta de sorpresas, regalos, música en vivo y mucho más

El próximo jueves 11 de abril, desde las 19 y hasta las 24, se juega el Mundial de Birra en los tres locales de Growlers: Palermo, Caballito y Recoleta. La conocida cervecería, junto a La Noche de las Birrerías, invita a los amantes de la cerveza a jugar un torneo donde todos ganan: degustar estilos de 8 reconocidas microcervecerías, vivir una experiencia sensorial diferente, votar en base a sus preferencias personales y llevarse una copa. Será una noche muy divertida con regalos, sorteos VJs, DJs, juegos y más. Para participar, se requiere la compra anticipada de entradas a través de Passline.com, a $500. Además, el productor que reciba más votos de la gente ganará $10.000.

La entrada incluye:
1 vaso de vidrio de 300cm3 con logo y fecha del Mundial de Birra (se usa esa noche y se lleva a casa de trofeo)
8 medias pintas de cervezas artesanales seleccionadas para el Mundial de Birra de las microcervecerías Minga, Mesta Nostra, Gorilla Brewing, Finn, Kraken, Baba, Suburbier, Urban Brewers y Guten Bier.
1 boleta para votar las que más gusten en el centro de cómputos.
A eso se suman la presencia de stands de los productores participantes, con quienes se podrá intercambiar experiencias de manera personal.
Como siempre, la propuesta para acompañar las cervezas será su cocina de espíritu callejero como la Empanada frita de bondiola de cerdo braseada y verdeo ($90), los bastoncitos de muzzarella apanados en sésamos con dip de tomates y albahaca ($110), sus smashed burger, como las de carne, con queso azul caramelizado, cebollas asadas bourbon, pesto de rúcula, maní tostado y pepinos agridulces con papas fritas ($230) o los choripanes de puro cerdo, como el que se acompaña con provoleta grillada, tomate con orégano, pimientos ahumados y salsa criolla ($230 con papas fritas), entre otros platos.