De Lucía cumple dos años y lo festeja al ritmo del flamenco

De Lucía, el bar de tapas ubicado dentro del Mercado de San Telmo (Bolívar y Carlos Calvo), celebra dos años de la apertura de su primer local. Para festejarlos, ofrecerá un show de flamenco a cargo de Pablo Agrech (cante), Manuel Sosa (guitarra), Juan Romero (percusión) y Sol Roldán (cante y baile) el próximo sábado 7 de septiembre a las 16 hs en el puesto 59.

Pedro Diciervo, dueño y cocinero, relata cómo nació este Bar que hoy cuenta con dos puestos dentro del Mercado (locales 40 y 59): “De Lucía nació como un sueño de hacer mi proyecto propio. Todavía tengo la libreta donde dibujé por primera vez el espacio y esbocé la carta. Conozco el Mercado desde pequeño. Recuerdo jugar en los pasillos mientras mi mamá hacía las compras. Luego fui yo quien hizo las compras a carniceros y verduleros, que me conocen por mi nombre. Hasta que un día, cuando entré para hacer algunas compras habituales, descubrí un pequeño local vacío en una esquina y supe que era hora de convertirme en parte de ese rincón de Buenos Aires.”

Así nació De Lucía, un bar de tapas, donde además de poner en práctica su experiencia como cocinero, Pedro homenajea -desde el nombre y la música que suena- su amor por el flamenco, porque además es guitarrista de flamenco. Es así que pudo unir sus dos pasiones en De Lucía, incluso a veces, toca la guitarra para sus clientes.

El puesto 59 fue el primero que abrió De Lucía dentro del Mercado de San Telmo. Tiempo después se expandió y sumó el 40. Un rincón en Buenos Aires donde deleitarse con sabores y delicias típicas de la cultura española con un menú exclusivo que no compite con el resto de los locales, cocina abierta a la vista del comensal, productos frescos comprados en el propio mercado y atendido en forma personalizada por su mismo dueño.

Tapas, paellas, tortillas con jamón crudo, boquerones, chorizo colorado o pimientos asados, langostinos ahumados, mejillones al ajillo y también muchas opciones vegetarianas acompañadas por una focaccia con romero y cebollas moradas recién horneada. Para beber: cañitas, cerveza artesanal, vino, vermouth, negroni, limonadas especiadas. Hay opciones para llevarse la comida pero es recomendable quedarse y disfrutar de buena música flamenca según su dueño. Abierto de martes a domingos hasta las 20 hs.