El 20 de Marzo día del Macaron en MERCI San Telmo

MERCI, la panadería francesa ubicada dentro del Mercado de San Telmo (Carlos Calvo 455), celebra el Día del Macaron (Jour du Macaron) el próximo 20 de marzo. Durante este día especial, ofrecerá una promoción de una caja con 8 macarons de limón, pistacho, capuccino, frambuesa, arándanos, maracuyá, chocolate-naranja y un último sabor sorpresa “bicolor” a $ 550 pesos para disfrutar en el propio local o para llevar.
Los macarons son galletas francesas de diferentes colores y de una textura crujiente similar a la espuma de merengue. Elaborados a base de clara de huevo, azúcar glass, azúcar blanquilla, almendra molida y colorante, se preparan montando dos mitades, y en su interior se rellena con distintos sabores como ganaché de chocolate, crema de vainilla o de frutas. Como cualquier dulce que lleva clara de huevo, su preparación es compleja y acertarles el punto, ¡es todo un arte!

El origen de los macarons es italiano, pero son un dulce tradicional francés. Están muy ligados a la historia de Francia puesto que se servían en los banquetes de la nobleza. Son tan “chic” que hoy podemos admirarlos en las mejores pastelerías del mundo. Así que quien quiera darse el gusto de probar los mejores macarons estando en Buenos Aires, tendrá que darse una vuelta por MERCI.

Acerca de MERCI San Telmo

Sus fundadores, los franceses Antoine Raux y Jean Lauriot, viven hace más de una década en la Argentina, y varios de esos años en San Telmo. Juntos abrieron MERCI, con la idea de ofrecer un pan accesible para la gente dentro de un mercado auténtico y tradicional. De la nueva ola de locales gastronómicos en el Mercado fueron los primeros en llegar después de Coffee Town.

Luego abrieron el bistro-restaurante contiguo que ofrece sándwiches y especialidades de varias provincias de Francia, del galette bretonne al bœuf bourguignon. Pero siempre continuando con la venta de pan. Su particularidad es que trabajan con masa madre, un fermento artesanal, que hace que sus panes sean muy naturales.

Como en cualquier panadería del país galo, también ofrecen viennoiseries tradicionales como los croissants, pain au chocolat o brioches. Su pastelería incluye eclairs, un tipo de profiterol con sabor a café o chocolate, y una variedad de petits gateaux (pequeñas tortas) de limón, chocolate, o praliné que pueden ser muy bien acompañados por cafés de especialidad. Abre todos los días, feriados incluidos.

MERCI, una panadería francesa de barrio y un restaurante exquisito, en un mercado histórico.